BIOPLÁSTICO FABRICADO CON CÁSCARA DE NARANJA

Bioplástico

< VOLVER
Una estudiante mexicana crea plástico a partir de cáscaras de naranja, de fácil y rápida biodegradación que se descompone en el medioambiente en hasta 90 días.

La estudiante mexicana Giselle Mendoza ganó un concurso nacional con un bioplástico que creó a partir de cáscara de naranja.

Mendoza consiguió rescatar gran parte de los residuos de empresas productoras de jugo de naranjas, que desechan las cáscaras o las destinan a la alimentación del ganado. Según sus estimaciones, entre el 40 y el 65% de las cáscaras de naranja terminan en la basura y, por lo general, estas empresas pagan para que se lleven el material sobrante conforme ha publicado el canal FOOD NEWS LATAM.

Este bioplástico tarda entre 60 y 90 días en degradarse y puede ser utilizado como materia prima en la fabricación de textiles, envases y embalajes.

Giselle Mendoza, originaria de Fresnillo, Zacatecas, expuso que su inquietud por emprender con alto impacto se fortaleció en el segundo semestre de 2015, cuando junto con Marlenne Perales definió esta idea empresarial.

“Primero, Marlenne hizo la parte de investigación y viabilidad tecnológica a la par de mi propuesta de viabilidad comercial, para comprobar si la propuesta tenía potencial comercial. El doctor Vázquez se integró a inicios de 2016, para fortalecer el equipo con un respaldo científico debido a sus años de experiencia en el manejo de técnicas en biotecnología”.

Otro de los puntos interesantes de utilizar desecho de naranja es que la bacteria se produce cuando ocurre la descomposición natural del fruto en condiciones ambientales, por lo que no se requiere un medio de cultivo con características específicas de laboratorio para cultivarla.

Por otro lado, la creciente demanda mundial de plásticos y la preocupación que existe por encontrar un material que disminuya el grave problema de contaminación que causan sus residuos, abre un nicho de oportunidad para nuevos materiales y es aquí donde el bioplástico genera su propuesta de valor.

El nuevo material, tiene suficiente potencial para suplir los usos comunes de los plásticos, como el envasado de alimentos, embalaje, e incluso podría realizar futuros aportes para la industria biomédica.

< VOLVER

Entradas relacionadas

Preferencias de privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.